Comparto carta de Pablo García Rojo

Pablo García Rojo

Triste polémica en Vallecas

Son ya demasiados los exabruptos de la señora Durán en Puente de Vallecas. Demasiados ocasiones en las que sus salidas de tono nos sitúan frente a la intransigencia y las maneras dictatoriales. Cabe la duda de si se trata de una estrategia deliberada para intentar disimular u ocultar la dura realidad de Vallecas. Cinco de sus seis barrios están entre los once con mayor desempleo de la ciudad de Madrid, y Entrevías-Pozo supera la tasa de paro de la epa nacional en tres puntos y en diez la de la Comunidad. Este el principal problema de Puente de Vallecas. El paro y las dificultades económicas de las familias para llegar a fin de mes y alimentar a sus hijos. La iniciativa de los trabajadores y trabajadoras de la Junta Municipal con su campaña stop al hambre infantil en Vallecas da de lleno en el blanco.

Sin embargo, una vez más, se repiten esos modos y maneras predemocráticos. Ahora contra el partido socialista que, no lo olvidemos, sigue siendo la primera fuerza política en el distrito vallecano. Que durante la celebración de un pleno municipal de distrito el argumento de calidad para desautorizar a un partido político de amplia trayectoria democrática como es el PSOE, comprometido con la recuperación de la democracia en nuestro país y en la lucha contra el terrorismo y la erradicación de la banda terrorista ETA, sea la insidiosa acusación de abrazar con un brazo a las víctimas y con otro a los terroristas, resulta además de injusto una vileza que ofende la memoria de muchas víctimas. Que la declaración en cuestión la realice la Concejala Presidenta del Distrito de Puente de Vallecas, Eva Durán, quien es también diputada nacional del Partido Popular en el Congreso por Madrid, muestra a las claras el nivel de nerviosismo que acompaña al equipo de gobierno de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid, además del deterioro democrático de la vida institucional en este Distrito. Los hechos que forzaron el abandono del pleno por nuestra parte y no han tenido rectificación ocurrieron en la Junta de Distrito el pasado 6 de junio al calor de la discusión sobre la idoneidad de denominar con el nombre de Yolanda González el IES Vallecas 1, en el que ella estudió antes de ser asesinada por el ultraderechista Hellín (el PP votó en contra). Tuvieron además de presencia mediática una amplia difusión a través de las redes sociales. La posición del PP esta vez estuvo en clara contradicción con la mantenida en la Junta de Latina, que sí aprobó dar el nombre de Yolanda a un espacio público. Además resulta paradójica en un distrito como Puente de Vallecas que cuenta con un monumento en recuerdo de las víctimas del terrorismo islamista del 11-M, en la estación de renfe-cercanías de Entevías-Pozo, y con un monolito con ancla marinera en recuerdo y homenaje a las víctimas de la Armada asesinadas por ETA en el año 1995, en la Avenida de Peña Prieta.

El Portavoz del Grupo Socialista, Jaime Lissavetzky, y yo mismo hemos pedido la rectificación de sus palabras a la concejala y/o a la propia Ana Botella. Sirva esta tribuna de opinión como carta abierta a la señora Durán para exigirle rectificación pública, y si no es así que responda la Alcaldesa de Madrid.

Pablo García-Rojo. Concejal Portavoz en el Distrito de Puente de Vallecas del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Madrid.

Deja una Respuesta