rajoy

All posts tagged rajoy

Rajoy, el Rey Salomón

Rajoy, el Rey Salomón

En la era socialista la comidilla ‘popular’ (o populista, en cualquier caso) consistía en vender la idea de que con Zapatero, España era un hazme-reír diplomática en todo el mundo. Que se reían de nosotros en todos los grandes actos internacionales. Aún espero que alguien en el PP diga lo mismo por la humillación a nuestro país con la presentación de Rajoy como “primer ministro de las Islas Salomón” en la cumbre del clima en Brasil.

Otra mentira destripada.

Y lo de Aguirre… ¿qué me dicen? A mí me recuerda al famoso anuncio del juego del Scattergories. El Scattergories es mío y me llevo, decía el actor del spot, porque no le dejaban ganar con sus trampas y prefería irse con el juego a otra parte. Lo mismo ha hecho doña Esperancita con su arranque absolutista y anti-democrático sobre el Tribunal Constitucional y su fallo sobre Sortu. A mí tampoco me gusta ese fallo sobre los abertzales, pero si tiramos este Tribunal, para eso tiramos toda la vetusta Constitución de 1978. Que bien nos valdría, empezando por la absurda monarquía. Pero que una presidenta regional, que quiso aspirar, no olvidemos, a algo más grande en política nacional, diga algo así, es muy grave. Quiere enterrar el Constitucional porque no le ha gustado su fallo, y cree que lo gobiernan los sociatas-progres. Suele pasar, como ahora los conservadores-peperos mandan en otros órganos judiciales.

¿No vendría mejor abrir el debate sobre que dejemos de politizar la Justicia? Pero para ello, siendo objetivos y ecuánimes. Porque… ¿olvida Aguirre que nadie se quejó cuando este mismo Tribunal Constitucional tiró las partes más polémicas del Estatut catalán que recurrió su partido? Ahí no la vi yo con tantas ganas de fastidiar.

Entre Aguirre, Gil y Gil y políticos bananeros como Chávez no hay tanta diferencia. Políticos populistas que se mueven con arte y desparpajo entre sus bases y sus votantes, pero que son una completa decepción para nuestro nivel político como nación.

Y de cortinas de humo, ¿qué? Los españoles ya somos suficientemente inteligentes y experimentados para saber que casi todos los políticos son iguales, en el sentido de que cuando gobiernan hacen x, cuando están en oposición hacen y, que suele ser la queja de la x, y luego cuando uno pasa a la oposición y el otro gobierna, se intercambian las letras x e y. Pero vamos, que sabemos de qué hablamos: cuando Zapatero y su gobierno tenía que distraer la atención, se hablaba de gays y de leyes de aborto. El PP prefiere cargar contra Gibraltar y otras chorradas. La Eurocopa le ha venido genial a Rajoy. Si ganamos, que es más que factible, ya tiene este Gobierno del PP historia patriótica para rato, que no para Rodrigo Rato.

Ayer lunes ya contamos que la prensa internacional se indignó con el rescate español y la actitud del Gobierno Rajoy por su triunfalismo desmedido. Todavía continúan los ataques al presidente del Gobierno con un artículo demoledor e irónico en ‘Financial Times’ firmado por Nick Smith, su corresponsal en Madrid. El autor del texto enfoca su artículo desde la ironía y el sarcasmo para lanzar un falso elogio a Rajoy. “Europe’s politicians could learn from Rajoy”, se titula, es decir: “Los políticos europeos deberían aprender de Rajoy”.

Pero ya les decimos que su contenido es todo lo contrario a lo que el titular, irónico a la postre, indica: “Unas breves palabras de alabanza para la mentalidad fría de Mariano Rajoy”, arranca el texto. Después, continúa: “A medida que el rescate de los bancos españoles llegó a su clímax, Rajoy se enfrentó a la decisión más difícil de su mandato hasta el momento”. Pero no, no va por lo económico: “Sin pensarlo ni un segundo optó por asistir al partido de España en la Eurocopa de 2012 frente a la alternativa de ir a ver a Rafael Nadal en la final de Roland Garros”. Como al final el partido de tenis se tuvo que retrasar al lunes por la lluvia, ‘Financial Times’ ironiza con que es todo un sabio que sabe elegir, puesto que si hubiera elegido ir a París, se habría quedado sin sentido su salida de España: “En estos tiempos difíciles, los políticos europeos podrían aprender de esta capacidad de tomar decisiones difíciles sin pestañear“. Demoledor…

Me encontré esta mañana a primera hora algunas referencias de escándalo en la prensa por la anécdota acontecida ayer martes en el Senado, cuando un senador del PSOE, Iban García, de León, se acercó al presidente Rajoy y le intentó entregar un casco de minero, un sector en pie de guerra.

Primera reacción de vergüenza, la de los escoltas, que saltaron como si fuera un perroflauta del 15-M para proteger a su jefe, cuando estaban frente a un senador, elegido por el voto popular, un legítimo representante de los ciudadanos. Actuaron así porque creyeron que el presidente ‘corría peligro‘.

Segunda reacción de vergüenza, la de algunos medios. Hoy decía ‘ABC’ en su portada (junto a estas líneas), que abría con la foto de la escena, que era “una provocación a Rajoy”.

¿Dónde ven la provocación algunos? ¿Por qué se ve como tal un regalo de un casco minero y se ofenden tanto pero no se ofenden igualmente ante otros regalos igual de maravillosos de los amigos de Rajoy, como el pufo de Bankia que le ha dejado su amigo Rato o el pufo del déficit madrileño de su amiga Aguirre?

En democracia, cada uno, está claro, se ofende como quiere.

Exactamente, la frase literal fue: “Yo quiero un gobierno como el gobierno que preside Jaume Matas en Baleares“. Así elogiaba Mariano Rajoy, entonces candidato a la presidencia del Gobierno, a su compañero de partido. Fue ayer un día especial, porque Matas era condenado a 6 años de prisión por hasta 5 delitos relacionados con la corrupción política y las redes sociales explotaban con el tema. De hecho, por lo visto hubo récord de ‘tweets’ en Twitter al respecto.

Con estas herramientas del siglo XXI, ¿para qué hace falta un duro buceo por las hemerotecas?: los internautas rescataron la frase que el actual presidente de todos los españoles pronunciaba el 28 de febrero de 2004, quien describía el gobierno que quería para España como presidente: “Un gobierno como el que preside Jaume Matas en Baleares“.

Ojo, que nadie está libre de pecado. Recuerda Luis del Olmo en su columna de este miércoles a todos los presidentes autonómicos ‘pecadores’: el navarro Gabriel Urralburu (PSOE), el aragonés José Marco (PSOE también) y el cántabro Juan Hormaechea (AP-PP). Y, de momento, José Blanco, ex ministro de Zapatero, está imputado por corrupción. También lo estuvo el valenciano del PP Francisco Camps, quien ahora está orgulloso de su labor y dice que le encantaría ser algún día presidente del Gobierno.

Sería un presidente como Dios manda, diría Rajoy. Yo digo: Dios nos pille confesados…

Más bien, “a Rajoy”. El caso es que el presidente del Gobierno no ha empezado con buen pie en el tema de los micrófonos. Primero, la pillada a micro abierto cuando dijo aquello de que le harían una huelga general por los recortes y la reforma laboral. No estuvo mal encaminado, la verdad. Ahora el micro le da en toda la cara.

Véase las imágenes, con el pobre técnico de ‘Antena 3’ golpeando al presi con su jirafa de micrófono que pretendía captar el audio de Rajoy cuando llegaba a Bruselas para celebrar el Consejo Europeo de este viernes. No tendrá problemas, que Planeta (La Razón, Antena 3…) suelen ser muy cercanos al líder del PP.

Vergonzoso. La foto lo dice todo. Durante el funeral (¿de Estado? ¿Y por qué?) de Manuel Fraga en la Catedral de la Almudena, el presidente de todos los españoles, se inclina ante el cardenal arzobispo de Madrid, Rouco Varela. Un gesto que indica muchas más cosas de las que a primera vista puede parecer. Primero, el cambio de etapa. Mientras que el laico y ateo Zapatero se limitaba a las buenas formas con la Iglesia, Rajoy le ofrece su espalda, se inclina y se somete a su poder. La Princesa Letizia parece aplaudir el gesto, cuando ella, en teoría, de esto, ni papa. Por último, olvida así este Gobierno la gran ofensa y desprecio que ha hecho el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ex presidente de la Conferencia Episcopal, a la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, porque no le gusta que una mujer que se casó por lo civil sea pregonera de la Semana Santa de esa ciudad. Yo, si fuera ella, rechazaría ahora ese encargo. Pero no. Todos pasarán página y en paz con Dios.

(Foto EFE)