esperanza aguirre

All posts tagged esperanza aguirre

Rajoy, el Rey Salomón

Rajoy, el Rey Salomón

En la era socialista la comidilla ‘popular’ (o populista, en cualquier caso) consistía en vender la idea de que con Zapatero, España era un hazme-reír diplomática en todo el mundo. Que se reían de nosotros en todos los grandes actos internacionales. Aún espero que alguien en el PP diga lo mismo por la humillación a nuestro país con la presentación de Rajoy como “primer ministro de las Islas Salomón” en la cumbre del clima en Brasil.

Otra mentira destripada.

Y lo de Aguirre… ¿qué me dicen? A mí me recuerda al famoso anuncio del juego del Scattergories. El Scattergories es mío y me llevo, decía el actor del spot, porque no le dejaban ganar con sus trampas y prefería irse con el juego a otra parte. Lo mismo ha hecho doña Esperancita con su arranque absolutista y anti-democrático sobre el Tribunal Constitucional y su fallo sobre Sortu. A mí tampoco me gusta ese fallo sobre los abertzales, pero si tiramos este Tribunal, para eso tiramos toda la vetusta Constitución de 1978. Que bien nos valdría, empezando por la absurda monarquía. Pero que una presidenta regional, que quiso aspirar, no olvidemos, a algo más grande en política nacional, diga algo así, es muy grave. Quiere enterrar el Constitucional porque no le ha gustado su fallo, y cree que lo gobiernan los sociatas-progres. Suele pasar, como ahora los conservadores-peperos mandan en otros órganos judiciales.

¿No vendría mejor abrir el debate sobre que dejemos de politizar la Justicia? Pero para ello, siendo objetivos y ecuánimes. Porque… ¿olvida Aguirre que nadie se quejó cuando este mismo Tribunal Constitucional tiró las partes más polémicas del Estatut catalán que recurrió su partido? Ahí no la vi yo con tantas ganas de fastidiar.

Entre Aguirre, Gil y Gil y políticos bananeros como Chávez no hay tanta diferencia. Políticos populistas que se mueven con arte y desparpajo entre sus bases y sus votantes, pero que son una completa decepción para nuestro nivel político como nación.

Y de cortinas de humo, ¿qué? Los españoles ya somos suficientemente inteligentes y experimentados para saber que casi todos los políticos son iguales, en el sentido de que cuando gobiernan hacen x, cuando están en oposición hacen y, que suele ser la queja de la x, y luego cuando uno pasa a la oposición y el otro gobierna, se intercambian las letras x e y. Pero vamos, que sabemos de qué hablamos: cuando Zapatero y su gobierno tenía que distraer la atención, se hablaba de gays y de leyes de aborto. El PP prefiere cargar contra Gibraltar y otras chorradas. La Eurocopa le ha venido genial a Rajoy. Si ganamos, que es más que factible, ya tiene este Gobierno del PP historia patriótica para rato, que no para Rodrigo Rato.

Cuando ayer vi el esperpento provocado por doña Esperanza Aguirre metiéndose en el fútbol para no hablar de la huelga de educación que tenía en sus calles y ayudar a olvidar sus ‘malas cuentas’ públicas, pensé… somos un país de pandereta. Somos un país de chiste. Somos una vergüenza. España ‘is different’, sí, pero por ser ridícula. Luego le contestaban compañeros de su partido, vascos y catalanes, así como de otros partidos. Ya estaba montada la guerra. Luego, la Justicia la permitía la manifestación ultra de fascistas franquistas el mismo día de la la final de la Copa del Rey, este viernes, cuando estén por las calles los aficionados del Barça y del Athletic.

Este miércoles amplié mi sentimiento de indignación al ver la mayoría de las portadas de la prensa del día, valorando a sus modos y usos la huelga de ayer en educación. Gente que pretendía, tan sólo, protestar por los recortes en la enseñanza haciendo valer su dignidad, su libertad de expresión y la lucha por sus derechos. Pues no, algunos periódicos sólo veían a alborotadores y violentos, vagos y maleantes que atacan a pobres políticos baleares. Patético. Después de ver esas portadas, también me asqueé con la mayoría de la prensa de este país y pensé: tenemos una prensa de pandereta, de chiste, acorde con esta sociedad, con este país.

Cuando se me fue el cabreo de encima por toda esta situación volví a caer en mis tesis: no, no somos de chiste. Seguimos heredando malas costumbres del pasado y aún nuestros gobernantes son de chiste. Tocan la pandereta. Pero nosotros sabemos tocar y dirigir toda una orquesta sinfónica si hace falta. Cuando conoces a empresarios, emprendedores, héroes callejeros y mundanos que levantan este país cada mañana (o cada noche, que el trabajo vespertino y nocturno también existe, como Teruel), se te disipan las dudas. Es cuestión de tiempo de que arreglemos este país y castiguemos a estos políticos donde se merecen: en las urnas. Harán falta una o dos generaciones. Pero ganaremos. La gente que estudiamos o nos esforzamos, que trabajamos o queremos hacerlo, son, somos, los que hacemos y haremos mejor a España.

¿Segregación o refuerzo? El debate está abierto en la Comunidad de Madrid desde que el pasado martes el gobierno de Esperanza Aguirre anunciara su intención de crear una especie de ‘bachillerato para listos’ el año que viene. En realidad, lo ha considerado un “Bachillerato de Excelencia” para los que finalicen la ESO con más de un 8 de nota de media. El objetivo puede ser loable, conseguir una enseñanza “más exigente”, dice, pero la oposición se le ha echado al cuello y en parte, con razón. ¿Qué clase de futuro le esperan a los chicos que se integren en este nuevo bachillerato sin compartir problemas y otras realidades con chavales de su edad que tienen un nivel menor? O al revés… ¿qué panorama tendrán delante los estudiantes que ven que no han sido lo suficientemente buenos como para estar en una élite cerrada?

En todo caso, con este debate abierto, y las cosas buenas y malas que puede tener esta propuesta de Aguirre, lo mejor sería un entendimiento absoluto entre todas las fuerzas políticas, puesto que este paso a dar puede ser realmente trascendente, y no es bueno que se dé por medio del único apoyo del partido gobernante.

aguirre-500.jpg

La presidenta madrileña, de la que dicen que en su afán liberal-económico quiere privatizar la sanidad pública de la región, ahora la toma con el Canal de Isabel II. Para los que no sean madrileños o no sepan de qué va el tema, se trata de la empresa pública que se encarga de la explotación y distribución del agua de todos los ciudadanos de la comunidad, cubriendo todos los procesos.

En pleno Debate sobre el estado de la región, estalla el debate de siempre: ¿privatizar para acortar gastos y mejorar servicios o privatizar para recoger beneficios y permitir que las empresas se hagan de oro sin garantizar la misma calidad de servicio?

La respuesta, en los próximos meses. Ella está convencida de sacarlo adelante porque tiene mayoría absoluta y puede hacer lo que quiera en Madrid. La oposición, perdida, al menos piensa en recurrir al Tribunal Constitucional. Espe-Privatizator sigue su carrera imparable ganando amigos por todas partes…