Los personajes del día

El lío está montado con Mango. Les contamos la historia de Laura, una trabajadora de la cadena de tiendas de moda que denuncia su caso en un vídeo de Youtube y ha pasado a ser famosa en tan sólo un día por los apoyos recibidos. Asegura que este pasado 25 de mayo comunicó su embarazo a recursos humanos y en apenas 4 horas su supervisora de tienda le presentó una carta de despido.

A pesar de la solidaridad de sus compañeras, podría haber un caso de coacción para que firmara alguna de ellas, lo cual es un requisito necesario para un despido en el que no firma la persona afectada por el despido (lo que se conoce como actuar de ‘testigo’). Ahora Laura, que será madre soltera, se puso en manos de sabios consejos y aprovecha las redes sociales para contar su caso y denunciarlo. Ha sido todo un éxito, tanto en Youtube como en la web change.org, donde está recabando firmas para que Mango la readmita en las mismas condiciones laborales que tenía ante del despido, presuntamente improcedente e injustificado.

Y que nadie crea que se trata de una ‘lista’ que aprovecha la situación para justificar un despido procedente por bajo rendimiento: Laura, desde el primer día, había sido destacada por el gran nivel de ventas que tenía entre sus compañeras, y había sido ascendida y tenía desde hace unos días acceso a la caja.

Tras el aluvión de quejas y demandas ciudadanas, la compañía ha querido dar su propia versión de los hechos emitiendo un comunicado oficial: “Mango desea manifestar su disconformidad (…) El embarazo (…) nunca ha sido motivo de despido de la empresa. Cualquier desvinculación de la compañía viene motivada por causas relacionadas con el desempeño, adaptación al puesto de trabajo o productividad. La Srta. Laura no superó el período de prueba de 2 meses por motivos objetivos y en ningún caso por motivos relacionados con su embarazo”. Eso sí, respetando esta versión, no se corresponden sus explicaciones con la realidad laboral de Laura, que había sido promocionada dentro de la empresa en las últimas semanas por el aumento de ventas.

– Vea el vídeo:

¿Recuerdan la acertada campaña viral del vídeo de ‘Amo a Laura‘? Pues ahora otra Laura pasa a la fama sin quererlo ni beberlo con un vídeo de lo más polémico. La indecente joven salía, como tantos miles de personas, un sábado noche. Cuando regresaba de su indecente juerga con alcohol, seguro, se topó con los perroflautas del 15-M. Pero la policía lo tenía claro: era otra peligrosa manifestante que alteraba el orden público. Así que a la indecente y peligrosa Laura, de peligroso 1,65 m. de altura (más o menos) y constitución voluminosa, había que reducirla para que no hiriera a nadie ni hiciera peligrar la paz en las calles de Madrid. De esa forma, el pobre policía consiguió, de forma heroica, reducir a la peligrosa joven indecente perroflauta contra un portal. Fue detenida y pasó la noche en el calabozo. Se lo merecía. ¿Qué hacía si no en la calle a esas horas indecentes? Sólo la gentuza camina de madrugada por la calle con una camiseta de verano y un short. Seguramente portaba algún arma de gran calibre en su reducido pantalón. Estamos más seguros con nuestros Cuerpos y Fuerzas de seguridad. Viva el orden y la ley.

Cuidado con Laura. Observen bien su foto. Si ustedes la ven por la calle no entren en pánico: llamen inmediatamente a la Policía y abandone la escena.

… Y ahora, sin coñas, la verdad…

La joven Laura ha pasado a la fama repentina a raíz de unas imágenes emitidas en ‘La Sexta’, en la que aparece siendo reducida por parte de un antidisturbios en pleno aniversario del 15-M. Ella aseguró que en ningún momento participaba en estos acontecimientos, sino que simplemente estaba en la calle porque volvía de fiesta. También aseguró que uno de los policías le reconoció algo así como “estabas en el momento inadecuado en un sitio inadecuado”.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha negado conocer este vídeo, pese a que era la comidilla del día en redes sociales, acrecentando la polémica más si cabe. La joven, Laura, incluso ha hablado en algunos vídeos que circulan en Internet, donde ha denunciado su caso, hablando de brutalidad policial y maltratos a otros detenidos en los calabozos.

Juzguen por ustedes mismos…

Vídeos:

La detención de Laura:

Video en el que Laura relata su caso:

Pues sí, los empresarios se han ganado ser los personajes del día. Amancio Ortega, dueño de Inditex, famoso por su marca de ropa Zara, entre otras, ya es el quinto hombre más rico del planeta. Está bien dicho, mejor que nunca, eso de “hombre más rico”, porque de mujeres, poco hay en esa lista de Forbes justo en un día, este 8 de marzo, que coincide con el Día Internacional de la Mujer.

Pero ese día ha quedado empañado por Gallardón, que ayer miércoles decía aquello de que la “violencia estructural” (¿¿¿???) lleva a la mujer a tomar decisiones drásticas como el aborto. Toma ya. Tantas décadas de progreso para que la mujer pueda decidir sobre su embarazo para que ahora le digan que aborta porque la presionan.

Y para presiones, ya para acabar, las de Juan Roig, presidente de Mercadona. Chapeaux a la parte financiera de este gestor, que ha hecho crecer este año a su cadena de supermercados un 20% en plena crisis, creando además más de 6.000 puestos de trabajo. Insisto: chapeaux. Pero la parte mala también existe. Y es que Roig no sólo saluda la reforma laboral (en su derecho está, faltaría más…), sino que cree que debió ser más radical, mover todos los festivos a lunes… y prácticamente nos invitó a trabajar como chinos.

Cuando los empresarios son los personajes del día… ¿vamos mal? No debería ser así.