El Economicón

De GuindosSí, el calor meteorológico está acosando a España, pero son otras olas de calor las más graves. O quizás, deberíamos decir “ollas”. Mientras nos debatimos entre medidas poco fáciles de asumir, como la subida del IVA de productos de primera necesidad, como el pan, o la subida de los carburantes, el fin de muchos medicamentos cubiertos por la Sanidad pública… etc, hay otros temas que estamos olvidando. España ya no puede seguir financiándose a este precio en los mercados.

Nuestra deuda es abismal, sigue creciendo, el déficit se dispara en los primeros 5 meses del año y el Banco de España acaba de decir que seguramente la economía se retraiga más aún en el final de este 2012, alejando toda posibilidad de recuperación en esta crisis. Para más INRI, la Alemania de Merkel deja claro que no entrará en el sistema de eurobonos, quizás una última esperanza para nuestro país para evitar las duras condiciones de los mercados, que no confían, lógico, en nuestra solvencia. ¿Qué nos queda? ¿Tenemos que ponernos en lo peor?

Quizás escapemos de la intervención, más que nada porque Europa no puede asumir el rescate de un Estado tan magno como el nuestro. Además, podría arrastrar a Italia, y la hecatombe del euro sería absoluta. Pero la intervención o el rescate de hecho sí llegará. Es decir, que nos dicten absoluta y completamente todas las reformas a acometer. Y sí, cuando Europa habla de reformas o recomendaciones se refiere a recortes.

Tranquilos, no lloremos. Siempre nos quedará La Roja.

Por segundo mes consecutivo, mejoran las cifras del paro, aunque poco
La confianza del consumidor sube 2 décimas ante las mejores expectativas
Las familias están menos endeudadas: el nivel más bajo desde 2007
La Seguridad Social gana 77.431 afiliados y suma tres meses en positivo

Dentro de lo malo, lo bueno: algunos datos dan algo de respiro a la golpeadísima economía española, tan cuestionada por medio planeta, ya apuntándonos a la cola de los países intervenidos. Pero este lunes se han juntado algunas buenas noticias. Citamos algunas de ellas, como el paro, la deuda de las familias, los datos de la Seguridad Social o la confianza del consumidor.

El paro remonta, aunque menos que en mayo de 2011

Como ya conocieron todos nuestros lectores desde primera hora, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar mayo en 4,71 millones de personas, tras bajar en el mes en 30.113 desempleados, con un descenso porcentual del 0,63% respecto a abril, informó este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Con la caída del desempleo en mayo se encadenan dos meses consecutivos de reducción del paro tras haber descendido en abril en algo más de 6.600 personas. Mayo es un mes en el que habitualmente se reduce el desempleo. Sólo en 2008 se experimentó un incremento del paro en este mes, de 15.058 personas.

El descenso del paro logrado en mayo de este año es inferior al registrado en los mismos meses de 2010 y 2011, cuando el desempleo bajó en más de 70.000 personas en ambos casos, pero supera al de 2009, mes en el que el paro disminuyó en 24.741 personas.

La deuda de las familias cae, dando la cifra más baja desde septiembre de 2007

La deuda de las familias bajó casi un 0,4% en el mes de abril en comparación con marzo, con lo que ya acumula cinco meses de descensos consecutivos, y se situó en 855.840 millones de euros, el nivel más bajo desde septiembre de 2007, cuando sumó 854.095 millones, según datos del Banco de España.

En tasa interanual, la deuda de las familias cayó un 3,5% en el cuarto mes del año especialmente por el descenso de los créditos al consumo, que descendieron un 5,5% en comparación con abril de 2011, hasta situarse en 192.642 millones de euros.

De la misma forma, la deuda hipotecaria bajó en abril un 2,2% en tasa interanual y se situó en 660.098 millones de euros, lo que supone el 77,1% del endeudamiento total de los hogares.

Esta proporción se mantiene desde varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

En valores mensuales, la caída de la deuda de las familias se explica por el descenso en un 1,8% de los créditos al consumo, frente a la subida del 0,06% de la deuda hipotecaria.

La de las empresas, también

Por su parte, la deuda de las empresas, por su parte, bajó un 0,45% en abril en relación a mayo y descendió un 1,6% en tasa interanual, hasta los 1,24 billones de euros, debido, sobre todo, a la caída del 4% de los préstamos de entidades de crédito residentes y préstamos titulizados fuera de balance, que alcanzaron los 825.451 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones crecieron un 8,4% en abril en tasa interanual, hasta los 68.012 millones, mientras que los préstamos al exterior aumentaron un 0,7% en relación al mismo mes de 2011, hasta los 353.899 millones de euros.

La confianza del consumidor sube dos décimas

La confianza del consumidor subió dos décimas el pasado mes de mayo en relación al mes anterior, hasta los 50,5 puntos, uno de los datos más bajos de toda la serie, que se inició en 2004, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este leve repunte de la confianza se ha producido por las mejores expectativas de los consumidores, en contraste con el descenso que se ha producido en su valoración de la situación actual.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

La Seguridad Social gana 77.431 afiliados y suma tres meses en positivo

La Seguridad Social registró en mayo un incremento medio de 77.431 afiliados (+0,4%) respecto a abril, con lo que el total de ocupados se situó al finalizar el mes en 16.996.510, informó este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La ganancia de afiliados en mayo en la tercera consecutiva tras la lograda en marzo y abril, cuando se registraron 5.419 y 16.549 altas al sistema, respectivamente.

El ascenso de abril es inferior al logrado en el mismo mes de 2010 y 2011, cuando la Seguridad Social elevó su cifra de cotizantes en 113.237 y 117.990 personas, respectivamente, pero mejora el dato de 2009, cuando la afiliación creció este mes en 69.304 personas.

En términos interanuales, la Seguridad Social redujo en mayo su número de cotizantes en 595.680 personas (-3,39%).

El ya nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó el lunes durante del debate de investidura que iba a eliminar, como pedían los empresarios a través de la patronal CEOE, los puentes y trasladar así los días festivos a los lunes mas cercanos. Es un plan que busca aumentar la competitividad de las empresas en plena crisis económica. Pero… ¿y cuáles serán esas fiestas que se moverían en el calendario?

En su discurso de investidura en el Congreso de los Diputados, Rajoy dijo que esta medida de correr los festivos a los lunes y reducir los ‘puentes’ quiere hacer compatibles los derechos de los trabajadores y la buena marcha de las empresas, y que no se incluirían en este plan los festivos de mayor arraigo social o alto significado religioso o tradicional.

Ahora bien, no habló Rajoy de si contaba con el beneplácito del sector turístico, que lógicamente se ve más beneficiado con el formato de largos puentes que con el de fines de semanas ‘alargados’ hasta el lunes.

Pero… ¿y cuáles serán esas fiestas que se moverían en el calendario? Pues bien, las quinielas, porque aquí todo son especulaciones, apuntan a que los intocables para Rajoy y el nuevo Gobierno serían festivos como los siguientes: el 1 de enero cuando caiga en día laborable (no es el caso de 2012, por ejemplo), el 6 de enero (Día de Reyes), el 25 de diciembre (Navidad) y, si acaso, los días de Jueves y Viernes santos, pero tampoco están asegurados al cien por cien.

Así, son perceptibles de cambiarse de día de celebración a los lunes los festivos que siempre nos acompañan en sus fechas correspondientes como el Día del padre (19 de marzo, aunque desde hace año no es día de fiesta en toda las autonomías), el Día de los trabajadores (1 de mayo), el Día de la Fiesta Nacional (12 de octubre) o el Día de la Constitución (6 de diciembre). También se quedarían fuera de la zona preferente otras festividades religiosas como el 15 de agosto (Asunción de la Virgen María) y el 8 de diciembre (la Inmaculada Concepción).

Otro apartado más que diferente es el de las fiestas regionales y locales. En manos de Mariano Rajoy estará entenderse con cada comunidad autónoma para imponer o pactar cuáles traspasar a lunes. Es evidente que encontrará claros rechazos en casos más especiales como las festividades catalanas.

Hoy ha comenzado una sibilina y oscura campaña desde varios medios de comunicación contra los puentes festivos. Sí, así, como suena… No hay que ser muy retorcido para pensar en quién y de dónde procede todo esto. Lo triste es que, como decía, medios supuestamente progresistas como la ‘Cadena SER’ y otros tantos se sumen a esta misteriosa ‘ofensiva anti-puentes’ como este puente que ahora disfrutamos, el de la Constitución y la Inmaculada.

Es triste. Empresarios y directivos que se preocupan y se acuerdan de que hay que producir más mientras no se reducen altos salarios, pluses y complementos, bonus y primas, van de cenas caras y se gastan los posibles salarios de los empleados en vivir a gran nivel mientras conducen coches caros y fuman los mejores puros.

Arriba el capitalismo torticero, hipócrita y cínico. Vergonzoso. El trabajador merece alegrías, descanso, e incluso más ahora que nunca, donde la presión por conservar su puesto de trabajo es enorme. Y si ahora también nos van a organizar e imponer esto, ¿qué nos queda?

El discurso de la crisis es ya cansino. Primero fue la reforma laboral con el resultado de ‘cero’ creación de empleo. Luego, los recortes. ¿Volverán algún día los logros sociales que perdimos en este turbulento camino?

El argumento de producir más para salir de la crisis es cierto pero también es demagogo. Se podrían ahorrar miles de costes por otros lados. Pero claro, de eso, nadie habla. Mientras, al trabajador, al que le quitan su puesto de trabajo, y si lo conserva, le reducen sus derechos, le quitan más. Ahora, insisto, también, el merecido descanso. Claro, es un vago. Seguro que quiere irse con los andaluces que cobran el PER con la cervecita y las aceitunas en el bar. Eso es…

Hoy estoy indignado, de nuevo. Como los perroflautas y vagos del 15-M. ¿Qué le voy a hacer? Al menos aún tengo el sentido de la ironía para divertirme…

El mensaje podría ser perfectamente ése: siembra dudas, sirve interrogantes, plantea dudas, que algo queda. Parece que es lo que buscaba el económico británico ‘Financial Times’, que está empeñado en dar una de cal y otra de arena a Zapatero y su gobierno. Por una parte, ha habido momentos para saludar sus reformas económicas, pero ahora que hacía falta algo de sensatez y calma en los mercados, siembra dudas sobre la necesidad de España de acudir al rescate económico, como Grecia, Irlanda y Portugal.

Concretamente, el ‘Financial Times’ avisa de que España aún no debe “cantar victoria” porque le quedan “algunos deberes” que hacer. Partiendo de que siempre se puede hacer todo mejor -y seguro que en nuestro país se pueden hacer muchísimo mejor-, hacen falta ganas de embarullar para lanzar ese mensaje justo un día después del anuncio de Portugal de que iniciaba los trámites para obtener la ayuda europea.

Las redes sociales, especialmente Twitter, fue un hervidero el miércoles después de que se conociera la votación por la cual los eurodiputados, mayoritariamente, votaban en contra de una serie de medidas de austeridad. Entre ellas, la de viajar a sus compromisos en condición de turista, no en primera clase en los aviones, algo que parece ha terminado de enojar a la ciudadanía. Así, la etiqueta #eurodiputadoscaraduras se convirtió en pocas horas en un ‘trending topic’, lo que en Twitter es un tema recurrente, de éxito, ‘caliente’ en ese momento. Se pueden imaginar lo que los internautas, muy mayoritariamente, por no decir exclusivamente, opinaban sobre esta votación de nuestros representantes en el Parlamento Europeo.

Los únicos que votaron en contra fueron Ramon Tremosa (CiU), Rosa Estarás (PP), Raül Romeva (ICV) y Oriol Junqueras (ERC). Poco después, los socialistas españoles anunciaban que todo se debió a un error y que cambiarían el sentido de su voto, aunque ya sin importancia para el resultado final. Precisamente fue en Twitter, donde la dirigente del PSOE Elena Valenciano explicaba esa confusión porque la enmienda “estaba mal planteada”. Además, el PSOE ha reiterado en Twitter que se ratifica en su voluntad “de revisar viajes y retribuciones, de acuerdo a los tiempos y procedimientos para estos casos”.