Petardo ‘mundial’ de nuestro atletismo: al menos no se han roto piernas ni brazos ni ‘na’…

Enviado por el emilio | 06/09/11

http://mdctv.adnstream.com/video/jxuKmuWxuD/Pendientes-del-atletismo

Madrugada de copas para Barça y Madrid… que se juegan la Supercopa a las tantas ‘gracia’ a Villar

Enviado por el emilio | 17/08/11

http://mdctv.adnstream.com/video/xjiDciDqoR/Barca-Madrid-mas-tarde-no-se-puede

Fuera amistosillos, vuelve ‘er furbor’ de competición con un Madrid-Barça, casi ‘na’

Enviado por el emilio | 09/08/11

http://www.diariocritico.com/tv/video/11301/pasioacuten-por-el-fuacutetbol.html

Vuelve un histórico del balonmano: vuelve el glorioso Atleti… ¿hasta cuándo?

Enviado por el emilio | 03/08/11

http://mdctv.adnstream.com/video/lgaZfeRgaZ/El-balonmano-espanol

No nos duelen prendas: el gran Gasol se hace del 15M

Enviado por el emilio | 21/06/11

 

http://www.diariocritico.com/tv/video/11168/gasol-alicante-habla-15-m.html

Nos hunden los titulares a los periodistas: el educado Manzano no será rival para el maleducado y otras hierbas Mourinho

Enviado por el emilio | 09/06/11

http://mdctv.adnstream.com/video/vpoWceLgoV/Vuelve-Gregorio-Manzano

Los modiscos de Nadal y lo que sufren (algunos) franceses

Enviado por el emilio | 06/06/11

http://mdctv.adnstream.com/video/lhaShiKmaL/Sexto-mordisco

¡Qué injusticia: roban el Balón de Oro a un albaceteño! ¡Qué injusticia, pijo!

Enviado por el emilio | 11/01/11

Medio siglo después de que el fútbol mundial hiciera justicia premiando al entonces azulgrana Luis Suárez con el Balón de Oro, algo así como el reconocimiento oficial de ser el mejor del mundo, se esperaba que llegara otro reconocimiento para nuestro balompié en general y para el Barça y Albacete -versión Fuentealbilla- en particular. Pero Iniesta se ha quedado sin premio. ¡Pero, pijo, qué injusticia! Sí, aunque haya sido un reconocimiento para España, sí, pero igualmente para el Barcelona y su cantera. Es una filosofía no sólo de juego, sino de formación y confianza en las bases que hoy por hoy es el cartel de presentación planetaria del equipo  español. Claro que estos piropos al Barça y este título al que aspiraban tres de sus canteranos -Iniesta, Xavi y Messi- no habría sido posible sin la inestimable ayuda de otro canterano, ahora sentado en el banquillo: Pep Guardiola.

Él mismo fue uno de los más sólidos valores que salieron de la ya mítica Masía, especializada en mediocentros, una saga que inauguró el propio Guardiola y que tiene continuidad precisamente en sus inmediatos sucesores y antes admiradores suyos: el director de orquesta Xavi, que lleva una década larga siendo el jefe del equipo y de la Selección con los que ha conquistado todo, y el juglar todoterreno y polivalente Iniesta. Ambos, similares pero distintos, representan el fútbol en estado puro, como acontece con Messi, ya ganador del Balón de Oro el año pasado, que representa el gol y la ambición competitiva. Todo un orgullo para el  Barça -e indirectamente para el balompié hispano-, que sucede al Milan de 1988 -con Van Basten, Rijkaard y Gullit- y 1989 -con los dos primeros y Baressi en lugar de Gullit- como tercer club en la historia que mete a tres de sus jugadores a  la vez como aspirantes al título.

Pero el triunfo de los tres superclase del Barça, de su cantera y de su filosofía tiene una parte todavía de mayor importancia: la humana. Porque los tres, además, son lo más trascendental que se puede ser en la vida: buenas personas. Pese a haberlo ganado todo, esta tripleta de oro se caracteriza por el denominador común de la humildad. Con lo que añade a la imagen deportiva la humana, que los agranda como modelos a imitar bien distintos a otros extraordinarios futbolistas -pongamos que se habla/escribe de Ronaldo- que se caracterizan por su prepotencia, chulería y capacidad provocadora. Y de esa humildad, escrita en la partida de nacimiento de la Masía pero no siempre expresada con tanto ahínco, el principal culpable es también Guardiola. En su comportamiento y declaraciones la lleva impresa -bien lejos, la antítesis de Mourinho, por seguir marcando diferencias en tal aspecto- cuando habiéndolo ganado todo, jamás presume de nada y sus mensajes son clarísimos: humildad, esfuerzo, amistad, solidaridad en el campo y en el vestuario.

De modo que para nuestro fútbol es un lujo contar con  el albaceteño Iniesta -‘robado’ al ‘queso mecánico’ a los 12 años y que lleva otros 14 vestido de azulgrana-, con el catalán Xavi -que aún ingresó antes en la cantera, por lo que se ha colocado la zamarra del equipo ya casi dos décadas- y el argentino Messi -que más de la mitad de sus 23 años los ha pasado en Barcelona-. Pero lo es en mayor medida por tener al ‘padre’ de todos ellos y el que, como cree en  la cantera -y no queremos volver a comparar con el Madrid-, ha dado oportunidad haciendo titulares indiscutibles del mejor equipo del mundo a otros canteranos como Busquets, Pedro, Piqué, Bojan y un largo etcétera. Gracias, Iniesta; gracias, Xavi; gracias, Messi. Y gracias, Guardiola.

2010: otro ‘annus mirabilis’… ¿otro ‘annus dopabilis’, con perdón?

Enviado por el emilio | 22/12/10

¿Mejor imposible? Quia. Nuestro deporte, para envidia de las grandes potencias mundiales, superó en este 2010 los éxitos encadenados de 2009. Y con el ya histórico golazo de Iniesta, que nos subió al trono futbolero planetario, no sólo se puso la guinda a tanto triunfo, sino que se logró conquistar el gran título, el único que nos faltaba: el del deporte rey. Si ya con los nombres de Nadal, Jorge Lorenzo -en mayor medida-, y Gasol y Contador -algo menos-, junto a otros, España se situaba en la cumbre universal, faltaba el bombazo mediático del mundial, el sueño imposible para tantas generaciones.

Además el torneo se ganó de la mejor forma: maravillando con nuestro juego de ataque, dando espectáculo, sin marrullerías y apostando siempre por el ‘titki taka’ mágico y compulsivo, por ese ‘jogo bonito’ que sólo los pentacampeones brasileños consiguieron en alguna ocasión. Somos el ejemplo a imitar, el camino a seguir, la referencia ética y estética para el resto. Gracias no sólo a los maravillosos Xavi, Iniesta -que con toda justicia van lograr el Balón de Oro, uno u otro, aunque lo merezcan los dos-, Casillas, Villa, Busquets… sino a un extraordinario técnico -y mejor persona todavía, aunque parezca imposible-, Vicente Del Bosque, que supo hacer la mezcolanza del brillo futbolero con la humildad y el esfuerzo.

También el Barça siguió y sigue maravillando de la mano de Guardiola con un juego similar, aunque este año se quedara a las puertas de la gloria en la Liga de Campeones. Una gloria que increíblemente supo conquistar desde las catacumbas el único, el genuino, el irrepetible, el de “qué manera de palmar” el Atleti con su doblete continental en la Liga Europa y en la Supercopa.

Claro que para ‘annus mirabilis mirabilis mirabiles’, por aquello de que no han sido una que no han sido dos, que han sido tres –tres de tres: el del motociclismo. Tres competiciones, tres títulos y olé, con la guinda del de Jorge Lorenzo, que desbancó del trono al mítico Valentino Rossi, y batió récords de victorias y puntuación. Y sin olvidar a los otros dos campeones, un recuperadísimo Toni Elías y un jovencísimo Marc Márquez. Con ellos, los tres subcampeones -Pedrosa, Simón y Terol –otro récord histórico-  y las continuas cosechas tras la extraordinaria siembra de la Federación, el futuro y los títulos están asegurados casi ‘per omnia saecula saeculorum’.
 
Como acontece con el autor de otro triplete histórico, que puede ampliarse en sólo unos días con la conquista del Open de Australia: pongamos que se habla/escribe de Supernadal, cuya hoja de servicios al tenis en particular y al deporte español en general se agranda y se agranda y se agranda. Para 2010 se han agotado los calificativos: ahí es nada, con la conquista de su segundo Roland Garros, su tercer Wimbledon y su primer Open de EEUU, el único que le faltaba del ‘grand Slam’. Si le añadimos la recuperación del numero uno, desbancando de nuevo a su amigo/rival Federer y la suma de otros títulos, la cuadratura del círculo alcanza su perfección máxima y más olé.

Si con todos estos éxitos ya sería suficiente para que el 2010 se haya encaramado a la cumbre de la larga serie de ‘annus mirabilis’, no podemos olvidar que Pau Gasol hizo más historia al colocarse su segunda anillo de la NBA y ser nombrado titular indiscutible en el mejor cinco de la NBA. Su ausencia se notó mucho en el Mundial, en el que ¡ay!, La Roja baloncestística, pionera en entorchados europeos y planetarios, dieron la nota… negativa con su eliminación previa a los partidos decisivos. Eso sí,  semejante fiasco se tapó en parte, ya a nivel de clubes, con la conquista del Barça de la Liga de Campeones, como sustituta de la que sus hermanos futboleros no lograron.Tampoco se puede olvidar la grandísima temporada de Fernando Alonso, que habría sido perfecta con su tercera corona mundial –ya llegará- finalmente echada a perder por la táctica defensiva de Ferrari en la última carrera. Pero mientras, el asturiano sumó nuevas victorias y ‘poles’ que adornan más su curriculum. Como otro bicampeón mundial en diferente especialidad automovilística: Carlos Sainz, que se trajo para España el primer Dakar.  Y en este cuadro de honor de nuestro deporte tiene desde hace casi un lustro un lugar fijo: Alberto Contador, quien con más sufrimiento del previsto, se vistió de amarillo en su tercer Tour. Aunque ahora esté implicado en el ‘caso del clenbuterol’ que puede quitárselo. Y aquí está la gran sombra que cada vez acecha más a nuestro deporte, la del dopaje.

No es que vayamos a dudar de todos nuestros éxitos –como pretenden desde varios países, sobre todo las otrora potencias ahora superadas: Francia, Reino Unido, Italia, Alemania. Pero que un mito de nuestro atletismo y nuestro deporte como Marta Domínguez se haya visto implicado en la ‘Operación Galgo’, junto a varios entrenadores, y atletas en nada ayuda a nuestra imagen internacional. Y, por mucho que se empeñe Lissavetzky, hay que luchar más y mejor contra esa lacra.

Lo importante no es organizar el Mundial ‘der furbor’, sino ganarlo

Enviado por el emilio | 03/12/10

Ni Juegos Olímpicos de 2010, que no existe; ni Mundial ‘der furbor’, que fueron las dos opciones que defendió Villar, sobre el que ahora volvemos. El caso es que la mejor candidatura para el Mundial 2018 no lo organizará. España y Portugal han caído derrotados por el poderío de potencia planetaria que es Rusia, la única que jamás había celebrado este tipo de competición y ni siquiera una Eurocopa. Era difícil competir contra ellos, por supuesto y no tiene nada de deshonra que se hayan llevado el gato a las frías aguas rusas, como tampoco lo es para el resto de competidores de la cita de 2022 que la siempre pesetera -o eurera- FIFA se haya inclinado por la aventura d eun país sin tradición futbolística, un paria en lo del balompié como Qatar y sus petrodólares

Pero en estricta justicia la Candidatura Ibérica, denominación oficial del ‘dúo dinámico’ hispano luso, era la mejor. Porque, además de la pasión futbolera que vivimos con La Roja actual campeona del Mundo -menudo aval-,  contaba -cuenta- con los mejores y más modernos estadios, con una gran experiencia en organizar competiciones de altísimo nivel y no sólo deportivas, con una extraordinaria red de transportes rápidos, con una magnífica infraestructura hotelera y con una tradición turística inmejorable. Por no hablar/escribir de los escasos problemas de seguridad, si los comparamos con Rusia y sus repúblicas separatistas, muchas en manos de Al Qaeda y similares. Por no hablar/escribir de las tremebundas distancias entra las cidades que serán sedes.

Mas todas estas ventajas no han sido suficientes para obtener los votos necesarios de los 22 directivos de la FIFA que decidían. Y ahí entra en juego -o en fuera de juego, que para eso se trata de fútbol- la inutilidad del vicepresidente del organismo, Ángel María Villar, mano derecha de su máximo mandatario, Joseph Blatter. Inutilidad porque el ínclito Villar, que lleva una década en este cargo ‘fifero’ -y también ‘filfero’, de filfa-, es a la vez el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), donde tiene algunos líos que explicar en los juzgados. Y parece mentira que no haya sabido hacer llegar nuestras razones a los votantes, a diferencia de Rusia para 018 y Qatar para 2022.

Con el añadido de que en su huida hacia delante, y sin olvidar el pésimo discurso de presentación de la candidatura, ha llevado con él al ridículo al presidente de Gobierno -que por cierto también se ‘lució’ en su discursito- por si  no tenía bastante con la sutuación económica. Al presidente sólo se le lleva cuando se está seguro de ganar -Putin no acudió por si acaso- para que el tanto se lo apunte también, pero no  se le lleva a perder si no se ha sabido movilizar el voto. En definitiva que el mejor equipo planetario del fútbol, La Roja, ejemplo para el resto de conjuntos nacionales, ha perdido en los despachos pese a ser la mejor candidatura. Manda eso, que decía Trillo, manda. Pero nos conformaremos con seguir presumiendo de La Roja y de la mejor Liga del mundo, aunque tengamos a Villar, Nadie ni nada es perfecto.